Mi definición de MICRORRELATO

Una historia breve en forma de caramelo donde el escritor pone el envoltorio y el lector se lo quita para saborearlo.


SEÑALES DE HUMO es un LIBRO que recopila microrrelatos, alguna poesía y otros textos, nacidos entre los años 2008 y 2009.

Premios, reconocimientos y publicaciones varias.

Publicación de varios microrrelatos en la web de Químicamente Impuro.
Publicación de microrrelatos en la web de Breves no tan Breves
Publicación de microrrelatos en la web de El microrelatista.
Publicación de microrrelatos en la web de Poesías + Letras
Finalista mensual (noviembre) del concurso de microrrelatos organizado por "La microbiblioteca", con "De regreso".
Publicación de 2 microrrelatos, Vida postiza y Efectos colaterales, en el nº11 del fanzine Manifiesto Azul, del Colectivo Iletrados.
¡Maldita alopecia! ganador semanal del programa Hoy por hoy de Radio Castellón (Cadena Ser).
Publicación en el nº 17 de la revista LA BOTICA de 4 microrrelatos (Seis disparos, una bala; Tarde animada; Rompecabezas y Suma y sigue).
Principios rotos, finalista semanal (29 noviembre) en el programa Wonderland, de ràdio 4 (RNE) .
Otra noche más, finalista en la edición semanal del concurso de microrrelatos del programa Hoy por Hoy de Radio Castellón (Cadena Ser).
Publicación de 3 microrrelatos (Biografía de un hombre corriente por casualidad, La Cena y Sed) en el nº 8 de la revista Más Literatura.
"Hartazgo" ganador mensual del concurso de EURO-PA-LABRA (septiembre).
"Ajedrez platónico, Frustración, Otro punto de vista, ¿Rascacielos? y Sucesión hereditaria" publicados en septiembre 2011, en el número 6 de la revista de creación literaria A contrapalabra.

Publicación de Vida postiza en el nº5 de la revista En Sentido Figurado, julio/agosto.
Publicación de 5 microrrelatos, Ajedrez platónico, Frustración, La estudiante de arquitectura, Otro punto de vista y ¿Rascacielos? en el nº 22 de la revista Narrativas (julio-agosto 2011).
Publicación de los microrrelatos Desconocidos y Cuestión de confianza, en el nº14 de la Revista Atticus.
Ganador del 5º Certamen Internacional de Relato Hiperbreve Universidad Popular de Talarrubias con "¿Rascacielos?"

2º PREMIO en el II Concurso de Microrrelato BÚCARO con Predicción.
FINALISTA en el mes de abril 2011, con Deseos Encadenados en el concurso de micros sobre baloncesto.
Culpable de todos los cargos, Finalista en el III Concurso de Microrrelatos sobre Abogados (Febrero).
Frustración, finalista en el VII Certamen de Literatura Hiperbreve Pompas de papel.

"Ajedrez platónico", Primer Premio en el II Concurso de Microrrelatos Claves en Diagonal.

Publicación de Bipolaridad y El humo, en el nº13 de la Revista Atticus.
Mención de Honor, en el concurso de microrrelatos Caperucita en tiempos de twitter.
25 de mis microrrelatos publicados en la revista literaria Papirando 13, anuario 2010.
Nanoediciones El Desamor
Publicación de Suma y sigue, en la revista En Sentido Figurado, nº de noviembre-diciembre.

Publicación en el nº 12 de la revista Atticus, de 6 microrrelatos: ¡Ay mamá!; Cuestión de gustos; Rompecabezas; Doble vida; Seis disparos, una bala y S.O.S.
Publicación del micro Rompecabezas en el número 46 de la revista Oblogo, 25 de octubre de 2010.

El micro Rompecabezas, publicado en la web de La Esfera Cultural el 8 de octubre.

Microrrelato Ganador Semana 4-8 octubre. Radio Castellón. Cadena Ser. Debía empezar con la frase ¡Ay mamá!

El micro Otro punto de vista, publicado en la web de La Esfera Cultural el 4 de octubre.


FINALISTA mes de julio, con Incontrolable Pasión en el concurso de micros sobre baloncesto.

Finalista con el microrrelato "La Cena", en el I Concurso de Microrrelatos El Escritor Errante.

Publicación de 11 microrrelatos en el número 18 de la revista digital Narrativas, en su edición de julio-septiembre de 2010.

.


FINALISTA con 2 hiperbreves en el III Concurso SMS de Gran Canaria.

Efectos Colaterales añadido en el nº8 de la Revista Digital EN SENTIDO FIGURADO.

"Tarde animada" y "Alea jacta est" publicadas en junio 2010, en el número 2 de la revista de creación literaria A contrapalabra.

Ganador del Concurso Inspiración de Relatos (junto con otros 49), por el microrrelato EL TESORO.

BESO IMPOSIBLE, Mención de Honor Concurso de Minirrelatos de febrero de 2010, en la web http://minificciones.ning.com/

INMORTALIDAD, texto seleccionado para formar parte del libro publicado por la editorial Hipálage, "CUENTOS ALÍGEROS". Libro recopilado a partir del "III Premio Algazara de Microrrelatos", cuyo fallo tuvo lugar el 4 de marzo de 2010.

FINALISTA del I CONCURSO BUCARO DE MICRORRELATOS 2009, con el texto MANECILLAS ENAMORADAS.

Publicación el 14 diciembre de 2009 de La minificción "LIBERTAD DE ELECCIÓN" en el blog del reconocido periodista Mario Mactas que se encuentra en la versión digital del diario Clarín de Argentina, el diario más importante y con mayor visitas del país.

MI INFANCIA, texto seleccionado para formar parte del libro publicado por la editorial Hipálage, "MÁS CUENTOS PARA SONREÍR".
Libro recopilado a partir del " II Premio Algazara de Microrrelatos" del año 2009.

PRIMER PREMIO en el concurso de septiembre 2009, organizado en la web de minificciones.com.ar, por el microrrelato "LIBERTAD DE ELECCIÓN".

Microrrelatos inolvidables

El Castigo


La Diosa Atenea se sintió retada por la osadía de la bella y hábil tejedora Aracne y no lo podía permitir. La castigó convirtiéndola en una insignificante araña para el resto de sus días, que confusa por dicha transformación vio ante sí un mundo de animales de colores inverosímiles. No pudo más que llorar y llorar, aunque sus lágrimas se convirtieran hasta el fin de sus días en hilos pegajosos y redes receptoras de almas inocentes.

Que viene el coco


Cuando era pequeño me cantabas todas las noches, “duérmete niño, duérmete ya, que viene el coco y te comerá…”. Una y otra vez tarareabas sin descanso hasta que mis párpados se cerraban abriéndose el telón del cine de mis sueños.

Ahora entiendo que intentabas protegerme.

Mientras entonabas, me cubrías con la sábana, para darme el calor que a ti te faltaba. Y después de asegurarte de que ya soñaba, salías de la habitación y cerrabas la puerta para que yo no me diera cuenta de nada.

Ahora entiendo que intentabas protegerme.

Al rato, el coco llegaba a casa; no era un fantasma, era peor. El diablo personificado, encolerizado por las copas de más que su cuerpo contenía.
Ahora sé que me protegías de este monstruo que nos acechaba todas las noches.
Lo hacías muy bien, porque hasta la mañana siguiente era capaz de dormir de tirón acurrucado en mi cama, ajeno a tus pesadillas. Si hubiera sido consciente de algo, pero ¡era tan niño!
Y me acuerdo una mañana, que te vi unos moratones en los ojos y en otras partes de tu cuerpo. Te pregunté cómo habían salido y me dijiste que no me preocupara. Me contaste que habías acabado con el coco y que nunca más nos molestaría.
Ahora imagino la batalla que libraste y sé por qué a partir de ese día mi papá se marchó para siempre; debiste ser muy valiente.

Cansancio inexplicable


Llevo una temporada que me levanto de la cama cansado y no le encuentro explicación. Duermo ocho horas, mi trabajo dista mucho de ser estresante, mi vida sentimental nunca ha sido más estable… El otro día preocupado decidí acudir a un médico y los análisis indicaron que todo se encontraba dentro de parámetros normales; de ahí acudí a un psicólogo y el resultado de los tests marcaban una personalidad equilibrada. Acudí también a un nutricionista el cual comprobó que mi alimentación era sana y compensada por completo. Desesperado ya, anoche instalé cámaras en mi habitación y acabo de visualizar la grabación: al filo de las 00:00 horas veo como me levanto sonámbulo, me coloco la sábana por encima y tras abrir la ventana, salgo por ella volando fantasmagóricamente desapareciendo hasta las 06:00 horas …

Enigma


El escritor era un enigma para los médicos. Técnicamente estaba en coma, pero podríamos decir que se trataba de un coma anunciado por él mismo: “dentro de unos días realizaré un viaje, lejos de aquí, desde el que escribiré mi siguiente novela”.
Y así fue, hace dos años, se sentó en su sillón, cargó su pipa y cerró los ojos. Desde entonces en su ordenador se reciben periódicamente páginas con su firma narrando historias de mundos remotos y presentándonos seres misteriosos. Lleva ya más de mil páginas y parece no tener fin.

Las Cuatro Estaciones


Este móvil mío parece tener vida. En otoño, la carcasa se tiñe de tonos ocres y se le caen los números y letras de los mensajes; en invierno, se le congela la pantalla; en primavera, brotan flores multicolores y en verano, una alarma me pide cada dos horas una cerveza fresca.

La Fruta Prohibida


Sor Lucía gustaba retirarse en la frondosidad del parque del convento a solas con sus pensamientos. Desde hacía unos cinco años dedicaba su vida a la contemplación de Dios y a la oración. Era una de las monjas más prometedoras y con mayor vocación de todas. Pero últimamente, su cuerpo estaba experimentando algunos cambios, extrañas sensaciones jamás vividas con anterioridad ¡tan cercanas a la lujuria que se sentía una mujer sucia y pecaminosa! Sentada en un banco del parque intentaba entender la atracción que ejercía el obispo, la fruta prohibida que deseaba probar.

Una de Tres


1-Blogueo, luego existo
2-Sirena de arena
3-Infierno que hiela
4-¡Buena idea, Platón!
5-Mi vida muere
6-Escríbeme sin tinta
7-Léeme, a ciegas
8-Quiéreme sin amor
9-Mátame y resucitaré
10-Dios también reza
11-Peina tu calvicie
12-Recuerda tus olvidos
13-Desanuda tu garganta
14-Suena tu campanilla
15-¡Atención!: bala perdida
16-Inspiración en huelga
17-Pescador de estrellas
18-Asesinato sin violencia
19-Soñar sin ilusión
20-Se grita: ¡silencio!

Aniversario


Regresa a casa tarde y con sigilo para no sobresaltar demasiado a su mujer, da las vueltas a la cerradura. En principio silencio, oscuridad y aparente tranquilidad en definitiva. Pero al dar la luz del recibidor alguien le estaba esperando:

- ¿Por qué has tenido que llegar tarde hoy? ¿Te has olvidado de que día es verdad?
- Amor, lo sient…
- ¡Cállate, haz el favor! No puedo con tus excusas. No has contestado ni a las llamadas a tu móvil.
- Déjame que te expliq…
- ¡No aguanto más! Hoy era nuestro aniversario y había preparado una cena especial.
- Sí cariño, lo sé, ¿cómo voy a olvidarme?
- ¡No te creo! Me voy a la cama, duerme en el sofá y mañana ya hablaremos.

Sin apenas mirarle, da media vuelta y de un portazo cierra la puerta del dormitorio.

- Si me dejaras te contaría que esta tarde cuando regresaba del vivero tuve un accidente de tráfico en la carretera N-340, a 5 kilómetros de aquí. Perdí el control y me caí por el terraplén... Vine a despedirme y darte mi último beso… Por cierto, tienes unas flores de regalo en el maletero del coche.

El Espejo


Lucía dormía cuando un ruido a media noche procedente del vestíbulo la despertó. A sus ochenta años estos sobresaltos nocturnos le provocaban largas horas de insomnio. Nunca se atrevía a salir de la cama por miedo a lo que pudiera encontrar; prefería acurrucarse debajo del edredón. Pero esta vez decidió vencer sus miedos. Con el ritmo cardíaco alborotado y medio zombi, a duras penas acertó a encender la luz del pasillo. Nada extraño por el camino, hasta que llegó al vestíbulo donde notó un soplido de aire frío que le golpeaba en la nuca. Se giró y vio al otro lado del espejo a una mujer joven. Lucía, con el corazón encogido y la respiración contenida, se aproximó y se dio cuenta de que era ella misma de joven. Había quedado atrapada en el espejo y se sentía muy sola. Desde aquella medianoche quedaron para hablar y hacerse compañía mutuamente. La joven y anciana Lucía frente a frente.

Sangría


Sentado frente al televisor, de repente, noto como los poros de mi piel se abren de par en par y empiezan a escupir como géiseres en Islandia, borbotones de sangre. Corre a raudales y me asusto, claro. No sé qué hacer; la sangría no cesa. No tengo tantas manos para taponar los numerosos orificios de salida. Y delante de mi, el locutor del telediario sigue narrando la muerte de 157 personas en Conakry por su oposición a la junta militar que gobierna Guinea, le suceden los 60 muertos en el ataque suicida de Faluya, los 15 tras un ataque talibán en Kabul, 40 más en un terremoto en Samoa… A duras penas logro desenchufar la tele y paradójicamente mis poros se taponan. ¿Tan fácil sanan mis heridas?